Para que los alimentos conserven todas sus propiedades y lleguen a su destino con la calidad intacta es fundamental seguir una serie de protocolos para mantener y controlar la cadena de frío. Es un proceso que se debe realizar de manera minuciosa e implica un control exhaustivo de la temperatura en todos los pasos: recogida del producto, almacenamiento, transporte y reparto. En Narval somos expertos en la distribución y logística a temperatura controlada y disponemos de sistemas y equipos innovadores para garantizar el mantenimiento de la temperatura durante toda la cadena de frío.

Sistema de preenfriado

Este procedimiento consiste en preenfriar la caja de los vehículos antes de que se lleve a cabo la carga de mercancía. El proceso consiste en encender el equipo de frío para que alcance una temperatura de -18 grados, y en ese momento y no antes es cuando se procede a la carga del vehículo. Se trata de una operación de gran relevancia, ya que puede suponer una diferencia de 3 grados en la temperatura de la carga en el momento de la entrega.

Mantenimiento del frío en todo el proceso

Los momentos más delicados se producen cuando se realiza la carga, descarga y entrega de la mercancía. Es un proceso clave en el que se deben seguir y respetar una serie de procedimientos para que los alimentos mantengan durante todo el tiempo la misma temperatura de frío. Por eso es fundamental que los vehículos cuenten con un sistema rápido de apertura y cierre de puertas.

Control de la temperatura 

Para controlar en todo momento la cadena de frío en las instalaciones y los vehículos en Narval disponemos de registradores de temperatura en continuo, procedimientos de control en tiempo real de la temperatura en instalaciones y vehículos para la detección temprana de incidencias. Los equipos y materiales de última generación se suman a la calidad profesional del personal de almacén y conductores que reciben una formación específica para realizar satisfactoriamente los procesos de carga, transporte y reparto de mercancías.

Vehículos e instalaciones adaptadas

En Narval apostamos por invertir siempre en la mejora de nuestras instalaciones para equiparlas con los mejores y más eficaces equipos de frío. Cumplimos con la legislación vigente en cuanto a mantenimiento y revisiones de las instalaciones de frío y contamos con una flota de más 100 vehículos en constante renovación. Recientemente hemos incorporado 4 megacamiones frigoríficos que cubren las rutas Madrid-Mérida-Sevilla y Madrid-Guarromán-Málaga.

Los métodos de conservación y control de la cadena de frío evitan la proliferación de microorganismos que contribuyen al deterioro de los alimentos en un corto periodo de tiempo. Un proceso de especial relevancia que nos permite consumir una gran variedad de alimentos con todos sus nutrientes y sabores intactos.

En Narval cada día dedicamos todos nuestros esfuerzos a garantizar el óptimo mantenimiento y logística de una gran variedad de productos frescos y congelados, desde que salen de nuestras instalaciones hasta que llegan al punto de venta listos para ser consumidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies