Han sido unos días muy difíciles, “Filomena” llegó a Madrid y con ella el caos, pero desde Narval queremos agradecer a todo nuestro personal que ha puesto todo el empeño desde el primer segundo en reducir al máximo el retraso en las llegadas y el reparto de toda la mercancía que nos confían diariamente.


Queremos agradecer a todos nuestros clientes la paciencia y comprensión que han tenido con todas estas circunstancias y los mensajes de ánimo que nos han enviado diariamente, y a nuestros colaboradores, que nos han ayudado a superar la situación en tiempo récord.

¡Gracias a todos!