Gracias a Internet podemos compartir y acceder a multitud de información, pero no siempre es fácil saber si eso datos son fiables y están verificados. Por eso es necesario aplicar el blockchain, un conjunto de ordenadores (nodos) conectados entre sí y que son capaces de interpretar y verificar los datos y evitar la falsificación o alteración de la información. Un proceso complejo, muy difícil de manipular y que garantizaría la seguridad en las transacciones. Expertos de la talla de Marco Iansiti y Karim R. Lakhani, profesores de la Harvard Business School, consideran que el blockchain revolucionará nuestra economía y nuestras sociedades. De hecho, el Foro Económico Mundial de septiembre de 2015 ya vaticinó que en el año 2025, el 10% del PIB mundial se almacenaría mediante esta tecnología.

En los últimos años el blockchain se ha hecho muy popular por ser la base tecnológica de criptomonedas como Bitcoin, Litecoin o Ethereum. Pero sus aplicaciones van mucho más allá de poder realizar transacciones con monedas digitales, y ya se están aplicando en negocios como la banca o el retail. Aunque esta tecnología todavía se encuentra en su fase inicial en el sector de la logística y el transporte, los expertos consideran que es un buen momento para que estas empresas empiecen a desarrollar proyectos basados en blockchain. Según el estudio ‘Cómo impacta blockchain en la Logística 4.0’ elaborado por Minsait, esta tecnología va a revolucionar las relaciones entre las organizaciones, por lo que es necesario que las empresas del sector de la logística se posicionen y valoren las amenazas y los beneficios que aporta el blockchain «en relación a la confianza, la transparencia, la trazabilidad y la automatización de operaciones».

En España se ha dado un paso importante con la creación de la red Alastria, el primer consorcio de blockchain formado por más de 70 empresas de distintos sectores como Telefónica, BBVA, Endesa o Repsol. El objetivo es poner a disposición de los socios una plataforma colaborativa con la que desarrollar negocios u operaciones basadas en la tecnología blockchain con total seguridad y plenas garantías legales. Un proyecto que ha sido definido por Julio Faura, presidente de Alastria, como «pionero e inédito en todo el mundo». La plataforma se presentó en octubre de 2017 y su objetivo es que se vayan sumando no solo grandes empresas, sino también pymes y organismos públicos.

En Narval estamos en permanente evolución y crecimiento, por eso nos gusta estar al día de los últimos avances tecnológicos que se van produciendo con el fin de seguir ofreciendo un servicio de calidad que satisfaga las necesidades presentes y futuras de nuestros clientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies