Han pasado más de dos años desde que los británicos votaron en referéndum la salida de su país de la Unión Europea. Durante este tiempo Bruselas y Londres han mantenido varios encuentros para intentar llegar a un acuerdo y evitar por todos los medios la ruptura total, pero hasta el momento las negociaciones han sido infructuosas por lo que desde La Unión Europea y el Reino Unido ya se plantean la posibilidad de un Brexit duro y sin periodo de transición que empezará a aplicarse a partir del próximo 29 de marzo.

Viendo el panorama que se aproxima la Comisión Europea ha aprobado un plan con 14 medidas para proteger a sectores estratégicos de la economía que puedan verse más perjudicados por esta nueva situación, como el transporte y la logística. Entre las medidas que se incluyen en el documento está la creación de un reglamento similar al que existe en la actualidad para permitir el tráfico de mercancías entre la Unión Europea y el Reino Unido por un periodo de 9 meses, pero para lograrlo sería necesario que la medida fuera aprobada también por el Gobierno británico.

El sector del transporte de mercancías por carretera español ha mostrado su preocupación por las consecuencias económicas, administrativas y sociales que puede acarrear la ruptura. Un Brexit sin acuerdo afectaría directamente a las relaciones comerciales y a la libertad de tránsito, debido a que la falta de acuerdo supondría la salida inmediata del país británico del mercado común europeo y de la unión aduanera. La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha reclamado al Gobierno la adopción de medidas legislativas y administrativas para prepararse ante el Brexit y afrontar sus posibles consecuencias.

En este sentido, solicitan la tramitación de leyes «que permitan dar continuidad a las relaciones tanto comerciales como de tránsito entre ambos países» a partir del 30 de marzo. Desde la federación recuerdan que este marco legislativo ya se está tramitando en otros países de la Unión Europea como Francia «incluyendo medidas relativas al derecho de entrada y residencia, controles de mercancías y pasajeros, así como la realización de operaciones de transporte entre ambos países, entre otras». El Reino Unido es un mercado estratégico para nuestro país que en 2017 representó un volumen de negocio de 18.950 millones de euros y un 6,8% del total de las exportaciones españolas, sobre todo de sectores de alimentación, automoción y aeronáutica.

Desde NARVAL apostamos por la libertad de tránsito para que las empresas del sector del transporte de mercancías por carretera puedan seguir manteniendo unas plenas relaciones comerciales y que el sector se regule de una forma natural sin intervencionismos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies