El Parlamento Europeo ha aprobado con amplía mayoría (474 votos a favor, 47 en contra y 11 abstenciones) la nueva normativa que obligará a los fabricantes de vehículos pesados a reducir un 15% las emisiones de CO2 para 2025 y un 30% en 2030. El porcentaje será algo más en el caso de los turismos que deberán disminuirlas un 37,5% y las furgonetas un 31%. Además, hasta 2025 la legislación contempla un sistema de «supercréditos» para recompensar a las compañías fabricantes de camiones que apuesten por desarrollar tecnologías más innovadoras.

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Energía y Acción Climática, señala en un comunicado que «los nuevos objetivos e incentivos ayudarán a abordar las emisiones, así como aportar un ahorro de combustible para los operadores de transporte y un aire más limpio para todos los europeos», mientras que para la industria el comisario español sostiene que se abre la oportunidad de «abrazar la innovación hacia la movilidad de cero emisiones y fortalecer aún más su liderazgo global en vehículos limpios».

Sin embargo, la acogida por parte de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha sido menos optimista, ya que consideran que los objetivos y los plazos que ha establecido la Unión Europea para limitar las emisiones de C02 son demasiado exigentes. El secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, apunta que los estados miembros deberán redoblar esfuerzos para «desplegar la infraestructura necesaria para cargar y reabastecer de combustible los camiones de potencia alternativa que deberán venderse en masa para cumplir estos objetivos».

La adopción de nuevas tecnologías e innovaciones y el respeto al medio ambiente son algunos de los objetivos previstos en el Plan Estratégico de Narval. En 2017 incorporamos a nuestra flota los primeros vehículos híbridos para el transporte refrigerado por zonas urbanas que permiten limitar el consumo de combustible y reducir la emisión de gases contaminantes. Este tipo de vehículos cumplen con la normativa medioambiental más exigente y suponen una solución a los problemas que se encuentran los vehículos de reparto debido a las restricciones de tráfico que se implantan en las distintas ciudades.

La puesta en circulación de megacamiones frigoríficos ha sido otra de las innovaciones adoptadas recientemente por Narval para cubrir varias rutas. Sus 25’25 metros de longitud posibilitan transportar una mayor cantidad de mercancía, ahorrar costes de transporte a los clientes, optimizar los viajes y reducir el impacto ambiental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies