Nuro es una start-up con sede en Silicon Valley creada por dos ex empleados de GoogleDave Ferguson y Jiajun Zhu, cuya filosofía es aprovechar el poder de la robótica y la inteligencia artificial para mejorar la vida de las personas. Estos dos ingenieros crearon la empresa en 2016 y ya cuentan con más de un centenar de empleados procedentes de las grandes empresas tecnológicas como Waymo, Apple, Uber o Tesla.

Desde su creación el objetivo de la compañía ha sido claro: centrarse en desarrollar vehículos que puedan transportar paquetes de manera autónoma. Nuro R-1 es su prototipo de vehículo eléctrico y autónomo diseñado para realizar repartos de comida o paquetería a domicilio en vías urbanas. Según sus creadores, el objetivo del vehículo no es sustituir a los empleados, sino promover la economía local y dotar a las empresas de reparto a domicilio de una herramienta que ayude a agilizar el trabajo del personal humano.

El vehículo tiene apariencia de furgoneta, diseño futurista y ausencia de puertas y ventanas. En la parte del techo llama la atención una estructura en forma de arco donde se han instalado cámaras, sensores y radares que permiten que el vehículo circule de manera autónoma. Aunque tiene la misma longitud y altura que un coche normal el Nuro es bastante más estrecho, con una anchura de tan solo metro y medio. Su interior está dividido en cuatro compartimentos -dos a cada lado del vehículo que permiten una carga máxima de 113 kilos-, donde se colocan los pedidos para ser transportados.

A través de una aplicación el cliente puede controlar si el vehículo ha llegado a su destino y abrir el compartimento y recoger su pedido por medio de un código. El inconveniente de este tipo de vehículos es que solo es aplicable para el transporte de pequeños paquetes. Además al no disponer de conductor que controle la mercancía la empresa todavía está estudiando la forma de evitar posibles robos.

El prototipo solo se ha probado en circuitos cerrados donde sus creadores han comprobado si el vehículo es capaz de respetar las señales de tráfico, guardar una distancia de seguridad con otros vehículos o detenerse ante peatones. En cuanto a las garantías de circulación, los creadores de Nuro han declarado que el vehículo podría auto estrellarse contra otro vehículo o contra un árbol si la seguridad de una persona estuviera en peligro. De momento, son muchos los estados de EEUU que prohíben la conducción autónoma en vía pública, así que veremos si estas medidas son suficientes para que las autoridades levanten el veto y permitan la circulación de los vehículos sin conductor.

Los importantes avances que se están produciendo prometen revolucionar todos los sectores de la sociedad. En Narval también apostamos por aplicar los últimos avances tecnológicos con el fin de agilizar el trabajo, ser más eficientes y competitivos, pero sin olvidar el factor humano, fundamental para seguir garantizando una experiencia de calidad a nuestros clientes. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies