91 785 24 14                    info@narval.es

Cómo afecta el precio de la luz y los carburantes al sector logístico

precio de la luz sector logística
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Como cada semana, el precio de la luz prosigue su escalada y alcanza un nuevo récord casi a diario. El último fue este mismo lunes con 315,43 euros/MWh. ¿Qué precio podrá llegar a alcanzar la próxima semana?

Este precio está afectando a hogares y empresas, hoy nos centramos en cómo está afectando esta subida al sector frigorífico y en concreto a la logística en frío. El presidente de la Asociación de Exportaciones Frigoríficas (ALDEFE), Julián Corriá, ya alertaba de que la tendencia alcista de los precios se ha convertido en insostenible para el sector en los últimos meses y puede suponer una gran amenaza para el empleo. Este dato es especialmente preocupante si tenemos en cuenta que este sector da empleo a unas 13 mil personas de manera directa y muchas más de manera indirecta.

Según un estudio realizado por el Instituto DYM, este fenómeno ocupa el primer puesto en las preocupaciones de los españoles, seguido de la subida del precio de la gasolina y el diésel. El 90,7% se muestra «muy» o «bastante» preocupado por el recibo eléctrico en sus hogares, incluso más que la posibilidad de una nueva ola de Covid (69%).

El precio de la luz no solo afecta al mantenimiento del almacenaje frigorífico, también encarece los peajes, que se han incrementado hasta un 7%. Esto está afectando especialmente a aquellas empresas que han trabajado estableciendo un precio cerrado y que ahora ven reducido considerablemente su beneficio por estas subidas, con la incertidumbre añadida de no saber cuando parará esta escalada en el precio.

Subida del precio de los carburantes

Hay que tener en cuenta que a la par que la luz, también se encuentra al alza el precio de los carburantes. Un ascenso que comenzó en septiembre de 2020 y que se ha incrementado en un año en un 25%. El aumento del precio del gasóleo se traduce en un ascenso de un 6% en los costes operativos de los transportistas. Algunas compañías están tomando como medidas la suspensión de aquellos servicios cuya subida de costes no puedan repercutir en el precio de los mismos.

El sector de transportistas y operadores esperan poder compensar estos costes con su demanda de la reducción de la carga impositiva a las empresas y a los carburantes tradicionales. Esta reducción también se pide para la electricidad, bajo el alegato de que el 50% de la factura corresponde a la recaudación del Estado.

A futuro la solución pasará por el empleo de un transporte más sostenible y el uso de energías limpias. NARVAL Logística frigorífica participó en las jornadas de El Futuro de la Energía, para hablar sobre estas cuestiones que tanto preocupan al sector.