Los principales fabricantes están apostando muy fuerte por el desarrollo de camiones híbridos y eléctricos para dejar de depender de los combustibles fósiles y reducir la emisión de gases contaminantes. Los últimos avances tecnológicos han permitido diseñar vehículos con una autonomía de hasta 800 kilómetros como el modelo Semi de Tesla. Sin embargo, la inexistencia de una amplia red de estaciones de recarga en distintos puntos de las carreteras donde los vehículos puedan parar durante pocos minutos y continuar el viaje pone en duda la viabilidad de este tipo de vehículos.

Para solucionar este escollo el Ministerio de Medio Ambiente de Alemania se ha aliado con Siemens para poner en marcha el proyecto piloto ELISA, la primera autopista eléctrica en un tramo de 9 de kilómetros para que los camiones híbridos puedan recargar sus baterías mientras circulan. Los vehículos pueden conectarse a un sistema de cables aéreos de 670 voltios situado en uno de los carriles a través de unas barras conductoras conectadas en el techo del camión.

Es imprescindible que el camión circule a una velocidad que no supere los 90 kilómetros por hora para que la conexión se lleve a cabo de manera exitosa. Una vez que la batería esté cargada el camión puede desconectarse de los cables, volver a circular por la carretera normal y continuar el viaje utilizando el motor híbrido. Esta tecnología acarreará una importante ventaja económica al dejar de utilizar combustibles fósiles. En concreto, Siemens calcula que el ahorro se situará en torno a los 20.000 euros para vehículos de 40 toneladas que recorran 100.000 kilómetros. 

Este sistema estará en fase de pruebas hasta 2022 y ha costado 14 millones de euros, a los que hay que sumar una inversión de 70 millones de euros para que Scania y Volkswagen diseñaran un camión híbrido que pudiera circular por este tipo de vía eléctrica. El objetivo del gobierno alemán es reducir progresivamente la contaminación, un 40% en 2020, un 55% en 2030 y un 95% en 2050. 

En Narval también hemos adoptado innovaciones y nuevas tecnologías para contar con un transporte sostenible, mejorar el servicio en los centros urbanos y contribuir al respeto del medio ambiente, por eso hemos incorporado a nuestra flota vehículos híbridos para el transporte refrigerado. El primer camión, un Eco Hybrid de FUSO con una capacidad de casi 5.000 kilos y un peso máximo admisible de 7.490 Kilos, se ha puesto en circulación en Madrid.  Progresivamente se irán incorporando nuevos vehículos al resto de sedes de la compañía según se vayan alcanzado acuerdos con proveedores del sector de la automoción para «desarrollar soluciones conjuntas innovadoras en ese ámbito y poder convertir en híbrida la mayor parte de la flota de distribución urbana», como informó la revista Alimarket.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies