Desde octubre ya se puede ver en todas las gasolineras el nuevo sistema de etiquetado de combustibles implantado por la Unión Europea y que afecta a la gasolina, el gasóleo y los combustibles gaseosos. Las nuevas pegatinas tienen distintas formas geométricas en función del tipo de combustible, es decir, un círculo para la gasolina, un cuadrado para el diésel y un rombo para los combustibles gaseosos y debe aparecer en los surtidores de todas las gasolineras de los 28 Estados miembros de la Unión, los Estados del Espacio Económico Europeo EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía. Además, los turismos, motocicletas, triciclos, cuadriciclos, ciclomotores, furgonetas, camiones, autobuses y autocares matriculados a partir de octubre de 2018 deberán incluir en la tapa del depósito, en el manual del vehículo y en la ficha del vehículo en los concesionarios la etiqueta correspondiente con el combustible que necesite el vehículo.

Gasolina: las etiquetas para identificar la gasolina tienen forma circular y contienen en su interior la letra E (de etanol) y un número que indica el porcentaje máximo de etanol. De esta forma encontramos la gasolina E5 con un 95% de gasolina y un 5% de etanol, la E10 con un 90% de gasolina y un 10% de etanol y la E85 que contiene un 5% de gasolina y un 85% de etanol.

Diésel: desde la entrada en vigor de la nueva normativa el diésel se representa con una etiqueta cuadrada con la letra B en su interior (biodiésel) acompañada por el número 7 o 10 según el porcentaje de biodiésel del combustible. Además, existe otra etiqueta cuadrada con las letras XTL para referirse al diésel sintético.

Combustibles gaseosos: se identifican con la etiqueta en forma de rombo. En su interior puedes incluir la nomenclatura H2 para el hidrógeno, CNG para el gas natural comprimido, LPG para el gas licuado y LNG para el gas natural licuado de petróleo.  

Fuente: DGT

El nuevo etiquetado no sustituye al antiguo, sino que lo complementa, tal y como aclaró en un comunicado la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), por lo que en las gasolineras se podrán ver los dos formatos para ayudar a los consumidores a familiarizarse con el nuevo sistema de pegatinas para los carburantes.

El principal objetivo de la normativa europea es que todas las estaciones de servicio tengan el mismo sistema de identificación de carburantes y familiarizar a los usuarios sobre el uso de biocarburantes para conseguir reducir nuestra dependencia al petróleo. En Narval también estamos comprometidos con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, por eso desde hace más de un año apostamos por incorporar a nuestra flota vehículos híbridos para el transporte refrigerado por zonas urbanas, que permiten reducir el consumo de combustible y la emisión de CO2.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies