La igualdad, un tema pendiente en el transporte

blank

En este post te contamos cuáles son las dificultades a las que se enfrentan las mujeres cada día al subirse al camión, y cómo la igualdad es una de las máximas para NARVAL.

La necesidad de conductores en el sector del transporte es una realidad. En España existe una demanda de 15.000 puestos de trabajo. Sólo un 2% de mujeres se dedican a este sector en nuestro país.

Desigualdad de género en el transporte

«No existen referentes, apuntan algunas de las mujeres que se dedican a la conducción de camiones». Son una minoría, pero cada día tratan de hacerse fuertes para servirles a otras de inspiración.

Los comienzos no han sido fáciles para ninguna, pero ahora, además de facilidades como la iniciativa WoMan, que financia gran parte de los costes del carnet C y E y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP), existen oportunidades de empleo. Sólo en los próximos años se necesitarán 15.000 profesionales del sector.

Nuevas oportunidades

La tradición histórica masculina en este sector, los estereotipos y las dificultades de conciliación familiar han marcado desde siempre una profesión que no dejaba espacio para la figura femenina.

Por ello, además de iniciativas de empresas que facilitan la inclusión, las nuevas corrientes apuestan por la necesidad de ofrecer modalidades de trabajo flexible, diseñar equipamiento y herramientas con el fin de satisfacer necesidades específicas de las mujeres.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) insiste en que el área de recursos humanos de las empresas debe diseñar programas de incorporación de la mujer en el sector del transporte, e insistir en la educación y formación como bases de la igualdad.

En NARVAL apoyamos iniciativas para la igualdad y hacemos uso de todas las herramientas que disponemos para que el cambio sea posible. Teniendo muy presente que las personas deben crecer por su valía y nunca por cuestiones de género.