91 785 24 14                    info@narval.es

El compromiso de la Logística Verde

Logistica verde
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El compromiso de la Logística Verde

Uno de los mayores retos de la logística verde es reducir el impacto medioambiental mediante la reducción del CO2 generado durante los procesos de transporte y almacenaje.

Según la Agencia Internacional de la Energía «el transporte de mercancías es el responsable del 10% de las emisiones globales de CO2«, siendo un 75% de estas emisiones correspondiente exclusivamente al tráfico de camiones.

En NARVAL Logística Frigorífica apostamos por el transporte sostenible y formamos parte del Movimiento Smart Green de la mano de LG y CO2 Revolution. Con ello asumimos un compromiso por un futuro sostenible gracias al uso de la tecnología.

Pero la gran duda es…

¿En qué consiste la “Logística Verde”?

La logística verde se define como la logística comprometida por medir y minimizar el impacto ambiental en sus diferentes procesos. La filosofía “green” buscará transformar los sistemas y procedimientos logísticos mediante la innovación con el objetivo de reducir gastos, a la par que se reduce el impacto en el entorno.

Existen varias medidas que se pueden adoptar para mejorar la sostenibilidad de los procesos de transporte y sumarse al compromiso de la Logística Verde:

Mantenimiento de vehículos

Un riguroso control del estado de los neumáticos de la flota de vehículos puede traducirse en un importante ahorro del consumo de combustible. También se pueden cambiar neumáticos antiguos por otros modelos más eficientes.

Reciclaje de desechos

El transporte de mercancías también se puede optimizar con el simple hecho de recoger los deshechos generados para su posterior reciclaje para así devolverlos al inicio del proceso productivo.

Optimización de las cargas de transporte

Habitualmente los transportes se realizan en una única dirección, volviendo la carga vacía. Gracias a la utilización de tecnologías inteligentes y del uso de software que ya son capaces de calcular tanto las cargas como la huella de carbono generada en cada una de las rutas, podemos optimizar estos procesos para que en el camino de vuelta también puedan recogerse otras cargas, o mediante la optimización de rutas y puntos de entrega y recogida. De esta forma se puede reducir considerablemente el número de kilómetros recorridos sin carga.

Utilización de combustibles alternativos

Esta medida suele implicar el cambio progresivo de la flota de vehículos a modelos menos contaminantes como los híbridos, eléctricos o aquellos que utilizan combustibles menos contaminantes que el Diesel. Es por tanto la operación más costosa y más a largo plazo pero que puede llegar a suponer la mayor optimización de las emisiones de CO2 al medio ambiente.

Compensación por medio de la reforestación

Sabiendo que de momento el impacto medioambiental de nuestro transporte no puede ser 0, también se pueden adoptar medidas de compensación por la emisión de CO2. A día de hoy contamos con una gran herramienta para la compensación de las emisiones, los árboles son capaces de absorber el CO2 sobrante presente en la atmósfera, por lo tanto, la inversión en reforestación ayuda a compensar nuestras emisiones.

Los beneficios de una logística verde no se limitan al impacto medioambiental, también supondrá un ahorro de recursos y por tanto un beneficio económico. En NARVAL revisamos y optimizamos continuamente nuestros procesos logísticos y de almacenaje para cumplir con los objetivos de sostenibilidad de nuestro servicio.